Hijos Expósitos y Naturales

Fondo: Real Audiencia de Quito y República del Ecuador

Sección: General

Serie: Hijos Expósitos y Naturales

Código: 23.HIJ. EXP. Y NAT.

Fechas Extremas: 1647 – 1933

Volumen: 8 cajas con 92 registros

Características: manuscritos y mecanografiados

Ordenamiento: Cronológico

Procedencia: Tribunal de la Audiencia, escribanías, juzgados, Corte Suprema de Justicia

Destinatarios: Partes interesadas, albaceas, testamentarios, curadores, Registro Civil.

Contenido: Solicitudes de legitimación o reconocimiento, reclamaciones de herencias, amparos para hijos expósitos y reparos al respecto.

GENERALIDADES

En la época colonial la filiación de una persona era muy importante, de ello no sólo dependía el estatus del individuo sino también la posibilidad de ocupar ciertos cargos, desempeñar tal o cual oficio, etc. y antes de 1794 únicamente los hijos legítimos, de ascendencia católica probada mediante testigos podían optar por títulos profesionales o nobiliarios; posteriormente se hicieron ciertas concesiones con los hijos expósitos.

En la Serie pueden observarse interesantes casos de solicitudes de reconocimientos, que se las hacía generalmente para recibir pensiones alimenticias o poder participar del quinto de los bienes de los progenitores, cuando ellos ya habían fallecido.

Dada la fuerte sanción moral del medio, muchas madres solteras exponían a sus hijos a las puertas de alguna casa, en ocasiones la del mismo padre, para que lo apadrinen, críen y eduquen. En favor de los expósitos se expidió la Cédula Real del 19 de febrero de 1794, que propiciaba la beneficiación del apadrinado y le permitía acceder a cargos públicos; como consecuencia de esto, muchos niños indígenas fueron abandonados en pórticos de casas de blancos, situación de debió ser luego controlada.

En la República se observó una situación similar hasta que poco a poco fue imponiéndose el respeto al derecho individual, desapareciendo por completo los calificativos que se daban a los nacimientos. En caso de reconocimiento los trámites se realizan ante las autoridades de cada jurisdicción.

Deja un comentario